El campo de batalla es la mente

Por: Ana Álvarez
@MujerPaTi
Testimonio Personal: Comencé a nadar a los ocho años de edad por una condición física. Empecé por lo básico y fui subiendo de nivel hasta que pude tener el privilegio de representar a Puerto Rico a nivel local e internacional en diversas competencias de natación. Una vez llegué al nivel más alto en el deporte en ‘Master Mundiales 2008’ (Australia), me pregunté a mí misma, “¿Que voy hacer ahora?”

No soy una persona dada al estancamiento. Yo disfruto los retos pues decidí comenzar con los tríalos. En ese momento yo no corría ni quince minutos sin agotarme pero tomé una decisión firme y dominé el pensamiento de que no tenía la habilidad de llevarlo a cabo. La clave está en no echar hacia atrás cuando empiezas algo, por más sacrificado que sea. ¡La disciplina te lleva a la victoria! El esfuerzo, la dedicación y la consistencia son la clave. Cuando decides algo para ti y por ti, no hay quien pueda detenerte.

Hasta este momento, he participado en cinco ‘Half Ironman’, dos ‘Full Ironman’, dos maratones, dos medio maratones, numerosos triatlones de nivel local y continuo entrenando por desafíos más grandes. A veces nos preguntamos, ¿cómo vamos a sacar el tiempo para hacerlo, con tantos compromisos que tenemos? Es simple. Entrégale tus planes a Dios y Él se encargara de llevarte la agenda, sin afanes, cargas y preocupaciones. Ese ha sido mi estilo de vida.

Tengo esposo y dos hijos, estoy activa en el ministerio de Jesús, me congrego dos veces en semana, cumpliendo con mi asignación. Soy entrenadora, atleta, esposa, madre, y ¿cómo lo hago todo? Administrando bien el tiempo y estableciendo prioridades. Entrenar tres deportes seis veces a la semana no está fácil pero tome una decisión, alineada a la voluntad de Dios. Es por eso que Él me respalda, aprueba y renueva mis fuerzas para llevar a cabo lo propuesto.

Comienzo mi entrenamiento a las 5:00am. Es difícil pero no imposible. Si yo lo puedo lograr, tú también. El secreto se encuentra en renovar tu mente constantemente con la Palabra de Dios. Esa es la fuente. De ahí se origina todo.

¡Vamo’ Arriba! ¡Voy a ti!

ana alvarez

 

Ana Álvarez
Entrenadora y Atleta
Facebook Ana

¿ Te gusto este artículo ?

Regístrate gratis para recibir mis artículos en tu email.

Has Logrado Suscribirte con éxito !