El amor es el fundamento capaz de sostener una familia

Por: Pastor Jose Luis Navajo
@jlnavajo
Ocurrió un 27 de Diciembre, en plena época de Navidad. Conducía en dirección al Instituto Bíblico donde imparto alguna asignatura y mi atención se repartía entre la materia que habría de exponer y el denso tráfico que hacía lentísima la circulación.

Iba escuchando la radio y de pronto el magacín radiofónico captó todo mi interés, porque la locutora detalló las conclusiones extraídas de un estudio practicado a varios centenares de personas, víctimas, todas ellas, de una enfermedad terminal, y conscientes de que iban a morir.

La pregunta formulada fue: Mirando hacia atrás, en su vida, ¿qué cosas son las que más lamenta no haber hecho?

La coincidencia en las respuestas fue asombrosa. Personas que vivían en extremos opuestos del mundo, diferentes en cultura, edad, sexo, profesión y religión, respondieron:

Lo que más lamento es no haber expresado mi amor lo suficiente a los seres más cercanos.

Esa fue, por abrumadora mayoría, la respuesta estrella.

Alguien dijo que si supiéramos que el mundo iba a acabarse en los próximos cinco minutos, las líneas telefónicas de todo el planeta se colapsarían en nuestro desesperado intento por decir a los seres queridos que les amamos.

¿Por qué aguardar a una situación límite para expresar nuestro amor?

¿Qué nos impide hacerlo ahora?

Pocas cosas pesarán tanto en nuestra conciencia como las expresiones de amor que quedaron sin decir.

Hay cosas que deben ser dichas hoy y no admiten demoras. Hay retrasos irreparables.

La manifestación de cariño que nos envía nuestro ser amado debe ser contestada ahora. Responder mañana es hacerlo a destiempo.

El beso en la mejilla del niño hay que depositarlo hoy; mañana el niño dejará de serlo… Los frágiles deditos que se pierden en mi mano nunca serán tan pequeños ni tendrán tanta necesidad de ser cobijados como ahora.

El tiempo avanza y las mejores oportunidades, al igual que ocurre con un amanecer, si uno espera demasiado, se las pierde.

Madruguemos para amar.

En este preciso instante una vida podría ser cambiada –la de tu esposo, tu esposa, tu padre, tu madre, tu hijo, tu hermano…- si escuchase de tus labios la expresión, te quiero.

Y entendamos que el amor -y no me refiero al sustantivo que da nombre a una cosa, sino al verbo que define una acción- es el fundamento capaz de sostener una familia.

Jose Luis Navajo y esposa Gene

 

Jose Luis Navajo
Escritor, Conferenciante y Pastor
www.joseluisnavajo.com
Facebook Jose Luis Navajo

¿ Te gusto este artículo ?

Regístrate gratis para recibir mis artículos en tu email.

Has Logrado Suscribirte con éxito !