Por: Marcos Malory
@MarcosMalory
La tercera edad es la etapa del desarrollo humano más importante a la cual una persona puede llegar. Es en esta etapa donde el individuo ha acumulado un caudal de experiencias de vida, las cuales lo pueden llevar a vivir una vida a plenitud o una vida llena de fracaso. Es en esta etapa de la vida que el individuo comienza a experimentar cambios y pérdidas en todos los niveles, pero también, es una etapa donde se puede comenzar a experimentar cambios y procesos positivos que lo pueden llevar a vivir experiencias continuas de gran relevancia y placer.

Como dice el viejo refrán pueblerino “todo es según el color del cristal con que se mira”. Trabajando todos los días con personas de la llamada tercera edad en centros de servicios múltiples en Puerto Rico, me he topado con personas de la tercera edad (60 años en adelante) que muestran que están viviendo vidas abundantes y plenas mientras que en el mismo escenario encuentro personas de la misma edad que están viviendo tristes llenos de remordimientos y corajes. ¿Cuál es la diferencia? Por lo que me cuentan mis participantes he descubierto que el secreto está en cómo un individuo al llegar a esta edad se enfrenta a las necesidades existentes, a las perdidas y a los cambios. En otras palabras, mis viejos me enseñan que hay cosas que se pueden cambiar y otras que hay que dejarlas pasar porque con preocuparse o afanarse no se llega a nada. Definitivamente, la tercera edad es la etapa del desarrollo más alta a la cual una persona puede llegar.

La experiencia de vida, los conceptos emocionales resueltos y una gran espiritualidad hacen la diferencia en esta etapa de la vida…hasta la próxima mis viejos.

marcos malory

 

Marcos Malory
Cantante y Gerontólogo
Facebook Marcos

¿ Te gusto este artículo ?

Regístrate gratis para recibir mis artículos en tu email.

Has Logrado Suscribirte con éxito !