Mi hermana es madre soltera, cómo muchas de las que probablemente leerán esta columna. He visto como durante estos pasados 14 años ha tenido que lidiar con el sufrimiento de una desilusión y con la alegría de su amor.. su hija. Para ella no ha sido fácil, ser el sostén, orden y todo de su hogar. Pero he visto cómo con dignidad y humildad ha echado hacia delante su vida y la de su hija. Que ha llorado, sí muchas veces.. porque esto no era lo que ella soñaba. Con lágrimas en sus ojos en ocasiones me ha dicho con valentía que está cansada, que no sabe si ha valido la pena tanto sacrificio, dolor, sufrimiento…..

Ella es madre y padre, como muchas que se sienten solas, abandonadas y rechazadas. Son de las que por momentos sienten que nada les sale bien y que a nadie les importa. Ella es de las que lloran a solas y hasta se tragan las lágrimas con tal de que no la vean para no preocupar a los suyos. Que lloran porque no saben si la mesada del mes dará para todo en la casa, si podrán complacer algún gusto de sus hijos o cómo arreglarán el carro si se daña. Lloran porque no quieren pedir ayuda, ni molestar a nadie porque están claras de cuáles son sus responsabilidades.

Pero también lloran, cuando su hijos llegan y les dicen “TE AMO”. Cuando les traen las notas y ven que siguen pasando de grado. Cuando les dejan saber, que ella es su mejor amiga. Y que cuando están enfermos, MAMA es su mejor medicina.

Mujer, tú que eres madre y padre a la vez, a ti te recuerdo como le dije un día a mi hermana: “Tú sí eres importante para la familia, aunque a veces pienses que no, eres lo que más necesita tu hijo, eres el pilar de tu hogar. Y si eso te parece poco…Eres la más hermosa obra que nuestro Dios creó.”

No sigas llorando porque estás sola, sabemos que no ha sido y no es fácil. Pero tú tienes la oportunidad de seguir sembrando lo mejor en el corazón de tus hijos. Ellos son tu tesoro y el tiempo para formarlos es limitado, así que aprovecha. Estoy más que segura que esas buenas semillas que estás depositando en ellos hoy, mañana darán un excelente fruto.

No sigas llorando porque el que creías que nunca te iba a dejar, se fue y te abandonó, cuando el verdadero amor que es Dios sigue contigo fiel.

Siéntete orgullosa de ti, de saber que a pesar de las circunstancias usted esta haciendo la diferencia. Eres una mujer honrosa, que sabe madrugar para darle el sustento a tus hijos, Ahora más que nunca, defiende tus principios y valores sin ningún temor. Sé feliz, contigo misma.

En este próximo día de Padres, celebra que eres una Mujer maravillosa, valiente y luchadora. Celebra que tuviste los pantalones de convertirte también en papá!!!

Dios te bendiga!

 

Buscame en www.facebook.com/MujerPaTi

www.facebook.com/JaileneCintron

o siguenos en http://twitter.com/mujerpati

¿ Te gusto este artículo ?

Regístrate gratis para recibir mis artículos en tu email.

Has Logrado Suscribirte con éxito !